jueves, 3 de marzo de 2016

Asesinaron a la líder indígena Bertha Cáceres que acusó al gobierno hondureño, los militares y las transnacionales por terrorismo de estado

Bertha Cáceres, asesinada.




Asesinaron a la líder indígena Bertha Cáceres que acusó al gobierno hondureño, los militares y las transnacionales por  terrorismo de estado

Por Dick / Miriam Emanuelsson

SANTIAGO de CHILE / 2016-03-03 / La líder indígena y popular Bertha Cáceres, no vacilaba de señalar a quienes que estaban detrás de su vida. Acusaba al gobierno y el Poder Judicial, que la enjuiciaba y amenazaba por defender los recursos naturales, por estar detrás de ella para acallarla.


Bertha Cáceres en entrevista en diciembre de 2013.


Hoy, el mismo presidente Juan Orlando Hernández sostiene que “Honduras ha sido atacado directamente con la muerte de Berta Cáceres”, sabiendo que la muerte de esta mujer destacada puede aislar al gobierno de derecha e impedir prestamos al país en donde se asesina entre 15-20 hondureños por día.

Bertha Cáceres encabezaba una lista de 18 hondureños que las fuerzas oscuras de Honduras tienen planeadas de asesinar por su oposición política. Fue el mismo juez español Baltazar Garzón que presentó la lista cuando visitó el país a final del año 2013. Demoraron dos años y unos meses para acabar con la vida la mundialmente conocida líder indígena del pueblo lenca.

La lista de personas que serian/serán asesnadas.

Un mes después la publicación de la amenaza de muerte, fuimos a Río Blanco en donde los integrantes de Copinh, Consejo Popular e Indígena de Honduras mantiene un bloqueo contra el ingreso de maquinarias pesadas para impedir la construcción de una represa en tierras sagradas del pueblo lenca. Regresando a la capital hondureña entrevistamos a Bertha, coordinadora de Copinh, en el lugar de su clandestinidad. El motivo por esconderse fue la orden de captura a su persona por parte del estado hondureño, víctima de un montaje de los militares y de la empresa en Río Blanco. Fue absuelta por un juez 6-7 meses después que la fiscalía había ordenado su captura.

Herido por las balas del Ejército, Alan García, hijo de Tomás García muerto el 15 de julio 2013.

La militarización y las “Ciudades Modelos”

No vacilaba apuntar a quienes estaban detrás de silenciarla, definitivamente:

– La decisión de asesinarme es el resultado de una lucha y causa colectiva. Lo hemos dicho antes pero vale la pena repetirlo; vivimos en un enclave de centenares de años de minera, maderero, bananero, frutero, maquilero y hoy vamos a ser un enclave de “Ciudades Modelos”.

– Vivimos en un enclave dirigido por las transnacionales con un Estado que se va a volver cada vez más servil de esas compañías. Estamos en esta etapa de mayor agresividad de profundización de la transnacionalización. Todos los marcos jurídicos están hechos para eso. Todo esto está acompañado con la militarización en que Honduras sigue siendo, como lo hemos dicho, un laboratorio de los gringos, que precisamente va acompañado al saqueo de la riqueza que tenemos.

– Pero no solo eso. Honduras sigue siendo, en esa política imperialista un lugar dentro de la geopolítica gringa que es muy importante para invadir a otros pueblos, para detener a los movimientos emancipatorios de saqueos de bienes de la naturaleza. El 2010 para acá dieron esas concesiones, pero fíjate que solo tres días después del golpe de estado militar (el 28 de junio 2009), empezaron a dar concesiones.

La empresa y el Pentágono

Acusó al presidente de la empresa (constructora) DESA, David Castillo, egresado de Westpoint, EE.UU. (La Academia Militar de los Estados Unidos, USMA, creado 1802), especialista en inteligencia militar, de intentar de desprestigiar a Cáceres. Castillo es también asesor al Estado Mayor (de las FF.AA. hondureñas).

– Entonces vemos que hay un vínculo en todos los megaproyectos hidroeléctricos o mineros con los militares, dice Cáceres.

Anteriormente la lucha del pueblo lenca liderada por Copinh, había logrado de expulsar a la constructora china Sinohydro.

– Causó una furia entre los poderosos y visto como un “mal ejemplo” para “otros movimientos en Honduras que participan en la misma lucha que nosotros”. DESA no ha sido capaz de contratar a una nueva empresa de construcción que quiere construir la planta. “No en vano, somos hijos e hijas de Lempira”, decía Bertha esa mañana en Tegucigalpa, diciembre 2013.



Acusó a ex teniente del ejército hondureño

En Río Blanco estábamos rodeados por guardias de la empresa de seguridad liderado por Douglas Bustillo, un ex teniente del ejército hondureño que, según Bertha y los lencas, acusaba a Bertha y a Copinh por ser guerrilleros, acusaciones que Bustillo, cuando lo enfrentamos en Río Blanco, negaba rotundamente.

Según los lencas Bustillo dirigía grupos de asesinos y secuestradores. Y cuando le estamos filmando y fotografiando a él, él hace lo mismo con nosotros.

– Tengo mensajes en mi celular de Douglas Bustillo, el vice jefe de Seguridad de la empresa, con mensajes de acoso sexual. Es una situación muy complicada para Copinh de un contexto de mayor criminalización, pese a que siempre ha habido una criminalización a Copinh desde el principio. Muchas amenazas y ocho compañeros asesinados. No es la primera vez pero como este momento, en el que se está conformando un escenario nacional peligroso de mayor criminalización para los movimientos sociales, que se acusa a mí por “montajes al Ejército, posiciones ilegal de armas, en perjuicio a la Seguridad Interna del Estado de Honduras”, ¡por favor!, es una cosa que da risa pero muestra lo que son capaces de hacer. Es una estrategia gringa de Contrainsurgencia que debemos dar esa lectura.

Douglas Bustillo, teniente (r) del Ejército ahora vice jefe de la empresa de seguridad al servicio del consorcio Desa
 

El odio del cardenal contra Bertha y el Copinh

No solo el Estado, las transnacionales o ex o actuales militares veían en Bertha Cáceres un muy serio enemigo. El cardenal hondureño Oscar Andrés Rodríguez llegó a principio de diciembre de 2015, es decir desde hace menos de tres meses a la comunidad indígena lenca de San Francisco de Lempira “para promover el odio, la discriminación, el racismo  y prohibió a los feligreses que por nada del mundo se organicen en el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, COPINH, además que no escuchen las radios de esta beligerante organización, de acuerdo a denuncia de Bertha Cáceres, coordinadora de la misma, este 01 de diciembre de 2015”.

Así reportó la colega Dina Mesa, responsable por “Reporteros Sin Frontera” en Honduras. Siguió Mesa su nota:

“El Cardenal Rodríguez es muy bien conocido nacional e internacionalmente por su vinculación directa y activa en el golpe de Estado que la oligarquía hondureña y los Estados Unidos ejecutaron en Honduras el 28 de junio de 2009, que sacó por la fuerza de las armas del gobierno al presidente Manuel Zelaya Rosales, electo para cuatro años a través de elecciones generales en el año 2005”.

Mesa citaba a Bertha Cáceres que acusaba, no solo el cardenal, sino también a las cúpulas de las iglesias por promover el fundamentalismo, la discriminación, el odio y el racismo contra el pueblo indígena lenca.

– Hay personajes que son pieza clave de esa oligarquía, de la derecha, del golpismo como  es el cardenal Oscar Andrés Rodríguez que  en su discurso dice a  las comunidades indígenas que no se organicen en el COPINH ni escuchen sus radios entre éstas la  Voz Lenca”.

“Con este accionar en un Estado de Derecho, el Ministerio Público debería incoar de oficio un proceso penal contra el Cardenal Rodríguez por violentar 321 del Código Penal donde ya señala las penas por discriminación contra indígenas y la comunidad LGTBI, sobre este último grupo ya se interpuso una denuncia de este tipo contra el pastor Evelio Reyes de la Iglesia Vida Abundante, se inició un proceso judicial contra él, pero las influencias de este religioso y otras iglesias fueron más fuertes que la propia ley y los convenios y tratados internacionales y se sobreseyó su caso”, reportaba la periodista Dina Mesa de los “Reporteros Sin Fronteras” en Honduras.

El Cardenal es rechazado y repudiado por los pobladores os meses después del golpe de estado cuando llegó a un barrio populoso en Tegucigalpa, siempre acompañado con comandos de los policías militariozados ´Los Cobras´. El Cardenal se vio obligado de retirarse ante la furia popular y llegó más refuerzos del ejército y policía preventiva.


Repudio nacional e internacional

Como vemos, Berta Cáceres retaba poderes muy fuertes en la nación centroamericana. No sabemos quiénes apretaron los gatillos que terminaron con la vida de esta destacada líder o los autores intelectuales de uno de los asesinatos que no va a quedar en el olvido.

Las manifestaciones en toda Honduras y las declaraciones de organismos internacionales de repudio al asesinato confirman que el gobierno hondureño, si no llega al fondo con este vil asesinato, será acusado por omisión y responsable por la impunidad generalizada en Honduras.

“Este es un hecho que ocurre en un gobierno despótico, porque ella se había movido a una casa de seguridad tratando de protegerse de los militares y los secuaces de los inversionistas de las represas de ríos que la buscaban para matarla por su lucha en defensa de la vida, de los pueblos indígenas y de las mujeres”, decía la madre de Bertha, Austra Bertha Flores en un comunicado enviado por Cofadeh, Comité de Familiares de Detenidos-Desaparecidos en Honduras. 

Siguió su hermano, Gustavo Cáceres:

“Mataron a mi hermana por su lucha de frente después de sus denuncias de amenazas a muerte por esos malditos de DESA y SYNOHIDRO, que han asesinado a una luchadora sin guardaespaldas y que vivía sin riquezas ni ostentaciones, por eso hoy reclamamos a un Estado incapaz de cumplir las medidas de protección cautelar que tenía Bertita desde la OEA y de la ONU”.

Ismael Moreno, sacerdote jesuita, director de Radio Progreso, exige que la comunidad internacional no deje que el caso de Bertha Cáceres también va a quedar en impunidad:

“Con este asesinato de Bertha Cáceres hemos llegado al máximo nivel de indefensión en el país y así el nivel de seguridad de las personas e instituciones que luchan contra las transnacionales extractivistas, pasa a un nivel extremista. Por eso, suplicamos al gobierno de EEUU, a la ONU, a la MACCIH y a la comunidad internacional en general que conviertan la investigación de este asesinato en su máxima prioridad”, instó el prelado.

Reportajes / Video sobre la lucha de Berta Cáceres:

Corre la sangre indígena del Pueblo Lenca en su lucha contra el proyecto de la central hidroeléctrica que ahogará sus tierras

Video-Reportaje de Rio Blanco (31 min): http://vimeo.com/82020819,
YouTube:
http://youtu.be/cXD6Ha2opZ0 


La entrevista con Bertha Cáceres: (61 min): http://vimeo.com/82083040,
YouTube:
http://youtu.be/Yiu_G9gdQ4g